junio 12, 2021

Ministra Karla Rubilar encabezó cuenta pública participativa 2020-2021 con foco en ayudas sociales durante la pandemia

La gestión estuvo marcada por el fortalecimiento de la Red de Protección Social y el trabajo
intersectorial
Una exposición que reflejó el trabajo realizado durante todo el año por el Ministerio de Desarrollo
Social y Familia, realizó la ministra Karla Rubilar, junto a las subsecretarias de Evaluación Social,
Alejandra Candia, de Servicios Sociales, Andrea Balladares, y de Niñez, Blanquita Honorato.
La cuenta que se transmitió por las redes sociales de la institución, contó también con la
participación de los directores de servicio dependientes del ministerio y cada uno de los seremis
que gestionan el trabajo en las 16 regiones del país.
La ministra Rubilar destacó que “nos hemos visto enfrentados a la crisis sanitaria y social más
grande de las últimas décadas, nuestros esfuerzos han estado enfocados en fortalecer la
protección social, ampliando beneficios y coberturas, pero por sobre todo a que las políticas
públicas nos permitieran llegar como Estado de manera urgente a quienes más nos necesitan”.
Dentro de lo realizado por el ministerio se relevó el trabajo en cuatro grandes ejes, erigiéndose
como el gran articulador de las políticas sociales y realizando un trabajo colaborativo y coordinado
con los demás ministerios y organismos del Estado. Además se incluyó la relación con la sociedad
civil para el fomento de alianzas público-privadas, para ir en beneficio de las personas que más lo
necesitan. En cuanto a las personas más vulnerables, el foco estuvo dirigido en proteger y apoyar a
las personas mayores, niños niñas y adolescentes y personas con discapacidad.
La secretaria de Estado afirmó que “nuestro compromiso es hacer visible a los invisibles, poniendo
al frente de nuestro quehacer las necesidades de quienes por años se han sentido postergados: los
pueblos indígenas, las personas mayores, los niños, niñas y adolescentes, las personas en situación
de calle y las personas con discapacidad. Así es como, aún en medio de esta dura pandemia,
logramos visibilizar sus demandas y, mediante un trabajo intersectorial con otros organismos del
Estado y con la ayuda de la sociedad civil, conseguimos avanzar en el reconocimiento de la
diversidad cultural de nuestro país, en la reivindicación y garantía de derechos, en la inclusión
social y en el cuidado y protección de las familias chilenas”.
La ministra agregó que “somos el ministerio que ayuda a los que ayudan, pues entendemos que
sin la colaboración no hay sentido humanitario, y sin sentido humanitario no hay posibilidad de
construir un Chile mejor para todas y todos. Para esto, contamos con importantes servicios que
han impulsado el desarrollo social del país, FOSIS, SENAMA, SENADIS, INJUV, CONADI, Elige Vivir
Sano, y el servicio Mejor Niñez trabajan de manera coordinada con los gobiernos locales, los
municipios para lograr grandes acuerdos con el único objetivo de avanzar en el bienestar social y
estar al servicio de las personas”.
Adicionalmente, la ministra reafirmó que “seguimos reafirmando nuestro compromiso con las
familias y los más vulnerables de nuestro país, por continuar haciendo visibles a los invisibles; no
renunciaremos a la aspiración de construir un país con todas y todos y hacer de Chile un país con
mayor justicia social. Sientan este ministerio como un gran colaborador, encuentren en él un

aliado que ayuda a los que ayudan, un ministerio verdaderamente al servicio de las personas como
siempre debió ser”.
Finalmente, la titular de Desarrollo Social agradeció el trabajo comprometido de los funcionarios y
funcionaras del Ministerio de Desarrollo Social y Familia. “Sin su compromiso no habría sido
posible fortalecer la Red de Protección Social que a tantos millones de personas ha protegido en
momentos de gran necesidad. Puestos en esta difícil coyuntura, nos reconocemos como parte de
un gran equipo de trabajo que trabajamos, unidos, día a día con la convicción de que hacer de
Chile un mejor país es posible”.
Por su parte, la Seremi de Desarrollo Social y Familia, Soraya Said Teuber enfatizó “El Ministerio de
Desarrollo Social y Familia, con la llegada de la Pandemia, ha logrado hacer visible lo invisible. Esta
crisis sanitaria permitió que nos enfocáramos en los más vulnerables, pero sin dejar de trabajar
nunca por los niños, los adultos mayores, las personas con discapacidad y, por supuesto, por los
pueblos originarios, por todas las familias emprendedoras, independientes y por aquellos que
viven en situación de calle, todos ellos que se han visto gravemente afectados. La gestión ha
buscado generar buenos y nuevos diagnósticos, todos con pertinencia territorial, identificar las
necesidades de cada una de nuestras regiones, principalmente como es el caso nuestro de la
región de Los Lagos, como compartimos buenas prácticas, como mejoramos la coordinación, pero
sobre todo, cómo avanzamos en soluciones efectivas. Lo más efectivo es, sin duda, la
colaboración, eso es lo único que nos permite llegar de manera oportuna, focalizada y urgente. La
Pandemia demostró, además, la necesidad de comunidades activas para proteger a quienes más lo
necesitan en una situación de crisis que dejó en evidencia las verdaderas necesidades de este
país”.